martes, 12 de abril de 2016

La aventura de la muerte.

La aventura de la muerte.

Mi alma es una luz opaca,
suave y titilante...
que se va elevando poco a poco,
sin que nadie pueda notar su ausencia.

No se escuchan grillos ni cigarras
y el viento es solo un eco de memorias,
el llanto lejano es  solo mío,
mi dolor, mi pena, mi extravio.

Y sin embargo voy cual viento,
recorriendo las cienes de los mios,
besando y vendiciendo sus vidas,
despidiendome tan solo unos minutos.

Tenuemente me uno al infinito,
me sumerjo despacio en la negrura,
y sin embargo, entre muchos otros...
brillo.

Mis manos son helechos verdes,
ramas frescas que se estiran hacia el cielo,
pajaros insomnes
que van volando al viento.

Y soy un campo de verdes pastos,
piel y huesos bajo la ojarasca seca,
una luz opaca, suave y titilante...
que va creciendo de nuevo en algún sitio.

-La aventura de la muerte-

No hay comentarios:

Publicar un comentario