viernes, 11 de julio de 2014

A tu eterna y breve estancia.


A tu eterna y breve estancia.

Te quiero, más no te amo.
Y no te amo porque no quiera
sino porque amarte es imposible.

A veces te amo, no lo niego,
pero amarte así se vuelve un arte.
Un arte absurdo, un arte indigno.

Me gritan los instantes entregarme,
dejar la alterna ruta del olvido,
pero después de poco y al pensarte…

Yo te recuerdo, mujer de viento,
ligera y frágil como el aire,
efímera como el suspiro.

(…)

Y te quiero, más no te amo.
Y no te amo porque no quiera,
sino porque amarte ya no debo.

Y a veces te amo, no lo niego,
con este amor tan grande,
con este amor eterno.

Y me gritan entonces los instantes
dejar la alterna ruta del olvido,
pero después de poco y al pensarte…

Yo te recuerdo, mujer de viento,
mientras te visten, poco a poco,
las caricias de otras manos.

-A tu eterna y breve estancia-

4 comentarios:

  1. Un arte absurdo,sí.
    Un arte que al que se debe renunciar por simple salud mental.
    Un arte que más que arte se torna en infierno, en pesadilla, en tormento.

    Rojito!!!! Cuánto tiempo sin ver tu carita!!!
    :))))))))))))

    ResponderEliminar
  2. Exacto, todo lo que dijiste es correcto y es el motivo principal para dejar de hacerlo. Ves que a veces si nos entendemos? XD

    Gracias por pasar sweet, es siempre un gustaso encontrarte por aquí, y sí... mi carita va y viene con el viento.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Motivo principal?? VITAL, diría yo, que me ha tocado (des/sobre/super)vivirlo....

    Gracias? Nada. Desde MP ya no me despegué, aunque no siempre veas mi tinta ;)

    Kisses from Lima!!!!

    ResponderEliminar
  4. Es bueno saber que no dejas de escribir, y bueno saber que lo sigues haciendo genial. Te vi contento.Y también todo eso es genial .Un abrazo Omar.

    ResponderEliminar