sábado, 8 de marzo de 2014

Latido en plata y oro.


Latido en plata y oro.
(Roch-Román)

Un bostezo me cerraba los ojos...
te buscaba mientras me escondía
la calidez de tu beso me rozó los labios,
y te soñaba, cuando vos amanecías...


Eras distante y quizás fría,
y cuando yo llegaba... vos te ibas.
A veces pensé que vos huías,
a veces que ya no te vería.


Estaba pensativa y ansiosa,
el miedo de no verte me empalidecía,
había días en que me levantaba más temprano,
y a lo lejos, tímidamente te sonreía...


Era esa sonrisa la razón que yo amaba,
el motivo para despertarme día a día,
y cuando sonriendo, de mi camino te alejabas...
a otro ser pensaba que iluminabas con tu luz platina.


Tus rayos dorados me sonrojaban,
pensé que no notabas esta luz platina,
me preguntaba si quisieras vos un día...
rescatarme de mi aprisionada noche,
y ser la luz que ilumine ya mi vida...


¿Librarte?, Pues es claro que querría,
más no se si puedas vos librarme de la noche...
o si pueda yo quizás librarte de los días,
pues en este universo hay dos prisiones...
y una inocente en el medio contenida.


Seamos uno solo entonces
al nacer el alba y al morir el día.

Déjame abrazarte con mi manto blanco
en un solo roce que te haga pensarme;
escucha el coro de estrellas en letanía,
déjame ser siempre tuya...
aun en esta lejanía.

Ven entonces, luna mía,
escapemos en los minutos que nos quedan...
allá, entre la noche y entre el día.

Seré yo el sol que ahora te alumbre,
serás vos la luna que hoy cobija,
y tú en tu día y yo en mi noche...
seremos dos que se hacen compañía.


-Latido en plata y oro-

No hay comentarios:

Publicar un comentario