domingo, 15 de diciembre de 2013

Coralino.

Coralino.

Estoy hundido,
al borde del final,
ahogado.

A lo lejos las estrellas,
mirando de lejos, ingenuas...
A la nada, al desencanto.

Voy a naufragar de nuevo,
lejos, tan lejos de tus manos...
Donde nadie ya me encuentre.

Y ahí, abandonado y sólo...
Voy a rendirme y oxidarme,
a volverme coralino.

Bajo el mar quizás te encuentre,
vagando, en algún lugar, perdida,
aquí, en el lugar en donde estoy.

Y van a cantarnos las estrellas,
lejos, muy lejos a lo lejos,
tan lejos como estábamos tu y yo.

Y van a cobijarnos poco a poco,
coralinas con mi cuerpo,
hundidas en naufragio.

Tan hermosamente crueles...
Como la soledad en compañía,
como el recordar un viejo amor.

Y lejos, lejos y a lo lejos...
Te encontrare esbozando una sonrisa,
moviendo la muñeca en un final adiós.

Y poco a poco voy a hundirme,
a naufragar con las estrellas,
a volverme coralino sin tu amor.

Y vas a amarme al fondo,
lejos, cada vez más lejos...
en otro amor quizás mucho mejor.

-Coralino-

No hay comentarios:

Publicar un comentario