martes, 12 de noviembre de 2013

Yo, a veces.

Yo, a veces
(Perspectiva II)

A veces me siento tan pequeño…
Tan lleno de dudas y sin respuestas,
como si la curiosidad fuese tanta…
y el mundo siempre insuficiente.

Los adultos a veces no responden,
quizás no saben lo que sabemos,
quizás olvidaron que supieron…
todo eso que hoy ya no recuerdan.

Madurar no es olvidar la infancia,
es crecer de forma responsable.
Mi responsabilidad esta conmigo,
mi infancia está también aquí.

Cuando era niño quería preguntar…
por que el cielo es azul y esponjoso,
por que si el tiempo corre no lo veo,
por que las aves vuelan y yo no puedo.

En la escuela me enseñaron eso,
que el tiempo corre en un reloj,
que las aves vuelan por sus alas,
que el cielo es azul porque… (¿?)

Y sin embargo, miré al reloj y no lo vi,
me disfrace con plumas y jamás volé,
¿Y el cielo? No se, ahí sigue todavía,
azul y con nubes esponjosas... (ñam).

Hoy se que los adultos no saben lo que se,
lo mismo que todos supieron hace tiempo,
aquello que olvidaron todos al creer…
Que madurar era dejar de ser un niño.

El tiempo corre porque lleva prisa,
la liebre y la tortuga lo persiguen,
es veloz, y es casi que invisible,
verlo, solo el reloj te lo permite.

Las aves vuelan porque fueron listas,
el hombre hubo levantado las fronteras,
dividido a sus hermanos en esquemas,
pero las aves… ellas siguen siendo libres.

Y el cielo… el cielo y esas nubes esponjadas…
Yo no se porque es azul, supongo porque quiere,
pero las nubes… algodones son, suaves y de azúcar,
flotando al viento, ligeros cuando escapan de la feria.

-Perspectiva II-   




Pequeña.
(Manitas caramelo)

Llevas en tus manitas
lo pegajoso de tus dulces,
en tu cara, un millón de sonrisitas
con las que a todo mundo ya seduces.

Vas y vienes, pequeñita,
con el lucero de tus ojos tan bonitos,
eres mía, mi tierna y hermosa bailarina,
con tus pasos que son ahora mi mundito.

Llevas en tus risos mi suspiro
y entre tus manitas va mi vida,
eres de mi pecho ya el latido…
y de mi día, eres toda la alegría.

Ven, pequeña con manitas caramelo,
ven conmigo que te espero,
jugaremos juntos ya tu juego…
de reírnos felices sin más en todo aspecto.

-Manitas caramelo-

No hay comentarios:

Publicar un comentario