jueves, 21 de noviembre de 2013

En el camino.

En el camino.

Vengo de rodar, rondando, cuesta abajo,
camino a la nada, lejos de todo,
y al rodar, debajo caigo…
Contra el suelo, duro, roto.

El viento me empuja en el camino,
silente y brusco con el tiempo,
desesperado por mirarme en vuelo.
La gravedad… me jala hacia su abrazo.

No soy viajero alegre en esta vida,
ruedo, me giro un poco y caigo,
de bruces contra ustedes,
de espaldas como la tortuga.

Y soy y estoy tan indefenso…
Que soy de todos y de nadie,
tan mío y tan de la nada a ratos…
Que a veces dudo de estar vivo.

A veces tu voz me toca la lengua
y te respondo con un beso apasionado,
una perorata surrealista a tus oídos,
un sinfín de voces que jamás has escuchado.

Y ruedo de nuevo en un camino picado,
redondo contra las puntas, desgastado,
abriendo-me huecos entre ruinas,
anidando errores entre mis costillas.

Y vuelvo al ruedo, caminante ya cansado,
rodando y rodando más abajo…
Lejos de la cima, cerca de lo abandonado.
Uno más… y solo eso, otro pobre soñador incauto.

-En el camino-

No hay comentarios:

Publicar un comentario