sábado, 21 de septiembre de 2013

A ti, más allá del resto de mi vida.

A ti, más allá del resto de mi vida.
(Catrina, Catrina mía)

Cuando tus manos me tocan,
huesudas, frías,
se me hiela el cuerpo,
se vacía.

Hace tiempo esperas,
vas y vienes,
vuelves y sonríes,
blancas perlas de un final.

Me abrazo a tu cintura,
fina, esbelta,
perfecta en lo imperfecto,
desnuda y deseosa.

Cuando llegas y llego…
Ya no hay vuelta,
soy tuyo y no eres mía,
mi Catrina, compartida.

Fría noche, frío día,
al final todo esta dicho,
a tu misión…
Vienes vestida.

Te cubre el infinito insomne,
el final y el inicio,
un viejo manto de ironía.
Catrina, Catrina linda.

Hoy voy a verte al fin,
a sembrar mí beso en tu caricia,
a florecer  ante lo anverso…
Y dormir profundamente.

(En ti, en ti, Catrina linda.)

Y si tan solo fuese yo más viejo…
Infinitamente viejo y tu más joven…
Tan joven como lo ha sido mi vida…
Catrina, en mi vida te desposaría.

Y sin embargo voy a verte,
ya pronto, muy pronto en mi muerte…
Para hacerte al fin de compañía.
Catrina, Catrina de mi muerte y de mi vida.

-Catrina, Catrina mía-

No hay comentarios:

Publicar un comentario