martes, 25 de junio de 2013

Tu voz me llega.



Tu voz me llega.
(Acerca de la cercanía)

Tu voz me llega…
como el sol a las flores,
como el agua a los mares,
como el aire al pulmón.

Respiro entonces agitado,
con el corazón a galope,
los ojos aguzados…
y los músculos en tensión.

Te reciben mis labios,
te besa mi boca,
te sujetan mis brazos…
y otra vez me llega tu voz.

Dulce como la fruta,
suave como mi almohada,
impoluta como el agua,
frágil como un cristal.

Mi cuerpo te busca,
tu cuerpo palpita,
mi alma se llena,
mi voz te responde.

Eres como la noche silente,
brillante y linda, esplendorosa,
y cuando tu voz me llama
y mi voz te toca…

Un roce basta
y puedo al fin tenerte.

(…)

-Acerca de la cercanía-

No hay comentarios:

Publicar un comentario