sábado, 29 de septiembre de 2012

Poema de la noche reluciente.



Poema de la noche reluciente.

Llevaba ella un par de ojos verdes
y un cabello sin estrellas,
a veces despeinada,
a veces muy perfecta.
Llevaba ella unos ojos verdes…
Y un cabello sin estrellas.

En su piel de luna platinada
brillaban dos líneas de granate,
florecían entonces besos de amapola,
sonrisas de luna fulgurante.
En su piel blanca de luna…
Florecían los besos de granate.

En mi pecho se anidaron las estrellas
enraizando en latidos acelerados uniformes,
¡Un canto débil de lejanas tierras!
El amor, el sentimiento de los hombres.
En mi pecho, anidadas las estrellas,
amor, el sentimiento de los hombres.

Era la noche inmensa de luna platinada
y unos hermoso ojos verdes,
de besos de granate en campos de amapolas…
Y sonrisas floreciendo en los latidos de mi pecho.
Había estrellas entonces prendidas de su pelo,
un cabello sin estrellas era ahora el manto de la noche.

Y ahí, en aquel lugar perdido de la tierra,
su cuerpo pequeño pero inmenso;
tan pequeño como un grano de arena,
tan inmenso como mi inmenso amor por ella.
Y ahí, en aquel lugar perdido de la tierra,
su cuerpo pequeño… Y mi inmenso amor por ella.

-Poema de la noche reluciente-

miércoles, 26 de septiembre de 2012

A song for bitter love.



A song for bitter love.
(On the floor)

The times became the memories,
all the places got lost in dark,
and as I reached for your hand…
Your eyes became the silence,
that way you let me down.

On a beautiful voice you said forgive me,
on the corner I was lying on the floor,
and when you said you might believe me,
I said “I’d rather now being alone”.
Welcome home! (…) On the floor.

Wheels of time kept just spinning,
I met a girl I fell in love,
but now she’s gone,
and you’re still here…
On the floor, but still with me.

I said I wanted you to come back,
you said “but now it is time to go”
and let me here, walking alone.
The long time have passed us steady,
I’m a fool, you’ve became a mom.

On the floor
              where I lay alone.

On a beautiful voice you said forgive me,
on the corner I was lying on the floor,
and when you said you might believe me,
I said “I’d rather now being alone”.
Welcome home! (…) On the floor.

Wheels of time kept just spinning,
I met a boy I fell in love,
but now he’s gone,
and you’re still here…
On the floor, but still with me.

I said I wanted you to come back,
you said “but now it is time to go”
and let me here, walking alone.
The long time have passed us steady,
I’m a fool… Now you’ll have a son.

Welcome home
            (on the floor)

                Welcome home…
  Where we lay alone.

On the floor,
              for you and me.

                                On the floor.

(…)

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Nocturna y alejada.



Nocturna y alejada.
(Improvisaciones de una madrugada)

A veces, cuando oscurece y tú nombre digo,
las estrellas a lo lejos tus hermosos ojos pintan,
por las ventanas de mi alma zafiros gruesos gritan
y en el susurro de la noche inmensa existo.

Florecen entonces sentimientos de planetas,
anillos que rodean dos mundos con ahínco,
y ahí, enmudecido ante la luna y ante el frio,
te propongo una vida de uvas y de fresas.

Llueven cometas desde el cielo luminoso,
a la vida los latidos de tu pecho pido,
¡Removed las semillas del tiempo viejo y azaroso!

La noche calla, el silencio es tétrico y sombrío.
Recorro entonces el camino venturoso…
Y no encuentro una vida entre las manos de Cupido.

-Nocturna y alejada-