martes, 15 de mayo de 2012

Avatares del amor.


Avatares del amor.
(A dueto con Romina)

En mis noches solitarias
y entre sábanas frías
no existían estrellas
que me hicieran compañía.

Era tu rostro inexistencia,
aire nulo en mis pulmones,
y en mi noche sin estrellas…
soledad era sin más tu nombre.

Al despertar un nuevo día,
el sol se posaba en mi ventana,
yo buscaba sobre mi almohada
una señal para tu llegada.

Afuera en las calles cantaban aves,
un sol enhiesto el cielo iluminaba,
y como señal de amor correspondiente
el viento a mi oído tu nombre susurraba.

El astro rey, en el cielo azul brillaba,
y mi piel con su calor se ruborizaba.
Una nube convertida en paloma
puso entre mis manos un mensaje:
Hay una estrella azul esperándote esta noche.

Caminé por las calles largas horas
buscando con el viento encontrarme,
pero al ver que nada sucedía…
a la noche una estrella decidí buscarme.
(Caminos cruzados, vidas ahora entrelazadas)

Sobre sus pasos lentos se paseaba la tarde,
y yo corría el tiempo con mis pensamientos,
deseaba que la noche naciera en mis labios
y que se hiciera la hora de llegar a tu encuentro.

De mis labios encontrarte dependía,
de tus labios, aceptarme con un beso,
y así pues, mientras anochecía…
grite tu nombre, ilusionado y tenso.
(Romina)

En mi rostro se reflejaba el brillo de la luna.
mis piernas temblaban como hojas en invierno
y mis manos, sudando entonces de emoción,
sostuvieron tu nombre en una estrella.
(Omar)

Fue entonces la claridad de aquella vida,
una noche mutua de resurrección,
y en un beso suave de tus labios…
entendí lo que era aquello del amor.

Mis labios creyeron haber besado,
pero fue esa la primera vez
que lo hubieron hecho con placer,
al haber sentido de tu boca…
ese dulce sabor a miel.

Y mis manos te hubieron agradecido,
y mi pecho te hubo resguardado,
y bajo la noche los dos uno nos hicimos…
bajo la luna, las estrellas y todo lo anhelado.

-Avatares del amor-

No hay comentarios:

Publicar un comentario