miércoles, 9 de noviembre de 2011

Para volver el cielo azul.

Para volver el cielo azul.

Para volver al cielo azul…
haría falta quitar las nubes,
olvidar tu nombre y ocultar los besos,
reiniciar, olvidarlo todo y reiniciar.
Desnudarnos la existencia uno del otro,
caminar de nuevo por senderos separados.

Para olvidar tu nombre harían falta los días,
las horas de paz y a veces otros labios,
los brazos de una vida nueva sin los tuyos,
las comisuras de una sonrisa ajena a todo.
Una flor sembrada en el jardín de los ojos míos…
y el valor necesario para hacerlo todo y continuar.

Podría entonces fingir que pasa,
que sucede y se sucede a cada tanto,
que en el borde de mis labios no hay palabras…
ni un te amo aferrado al contorno de mi lengua.
La mentira pintaría entonces realidades
y el cielo sería azul de nuevo, pero descolorido.

Haría falta encontrar una cura al corazón,
remover las sobras de tus besos
en los labios marchitos de mi mente.
Comenzar de nuevo y olvidarte,
olvidar que te recuerdo…
y renacer sin ti.

Y le haría falta tanto a tan poquito…
que volver azul el cielo suena tan difícil
como pensar que jamás te hubiera conocido.
Para volver el cielo azul…
hacen falta las cosas que no tengo,
esas como dejarte marchar de mi latido.

-Para volver el cielo azul-