sábado, 10 de septiembre de 2011

Para Natalia.

Para Natalia.
(A Natalia Mier Ramirez)

Dices, que amar a ti te asusta,
que perderías quizás tus libertades,
que al final no es eso lo que a ti te gusta…
porque de otro no quieres hacerte responsable.

¿Qué pasaría entonces si sucediera
que aquel chico que fuera para ti el correcto,
el hombre que no te quita ni siquiera el tiempo,
estuviese ahí, y por miedo a amarlo lo perdieras?

El amar es arriesgarse hasta a perderse,
es cambiar de nombre libertades sin perderlas,
es ser “nosotros” sin ser uno solamente,
es estar pendiente, más no atado y con cerrojos.

El amor no es enemigo de las cosas ni un impedimento,
es compartir con alguien tus metas e intereses,
es confiar en uno mismo y que se puede,
es contar con el otro y ser así su complemento.

No diré entonces que en la vida el amor es fácil,
pero si diré que todo es cosa de llegar a acuerdos,
que será siempre importante el dialogarse,
que siempre se puede si nosotros lo queremos.

(…)

Dices, que amar a ti te asusta,
que perderías quizás tus libertades.
Diré entonces, para que no te quede duda,
que el amar es madurar, el amar es entregarse.

-Para Natalia-

No hay comentarios:

Publicar un comentario