martes, 30 de agosto de 2011

Confesiones.

Confesiones.

Y la amé,
la amé como nunca hube amado,
con el corazón y con los ojos,
con el alma entera y con las manos.

La amé en silencio entre suspiros,
con los parpados caídos…
y los sentimientos desojados.

La amé de día y de noche,
bajo los árboles y a cada hora,
en cada instante muerto,
en el pasado y aún en el ahora.

Y la amé, sí,
pero aún la amo y lo confieso,
quizás la amo más ahora que en pasado.

-Confesiones-

1 comentario:

  1. Tus poemas son como el viento, fluyen desde todo sitio e impregnan hasta lo invisible.

    VPx

    ResponderEliminar