sábado, 30 de julio de 2011

Viento y movimiento.

Viento y movimiento.
(La petición del primer hombre)

Con la melodía vino el viento
cargando en su transparencia el pétalo o la pluma,
mientras las manos abiertas la recibieron
llenas de goce y sin duda alguna.

Fue al momento un parpadeo o visión engañosa
que enfundada de belleza recrearon entera la paloma o la rosa,
ligera y campante como la ardiente llama
fue calidez de madre y consuelo el regazo.

Cielo en infierno fundido se hicieron paraíso
derramando en sus valles fino trazo,
y fue tan hermosa entre sus brazos…
que perdido lloro ante dios el resultado.

Fue entonces el día y la noche la misma cosa
porque todo en ella era viento y movimiento,
porque todo era para el en ese momento…
parte del dulce soñar despierto.

Para Vianne d’Praux: Porque tú has sido mi luz y mi dulce soñar despierto en todo este tiempo.
Te amo, y así será hasta el final de nuestros días, gracias por todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario