miércoles, 6 de julio de 2011

Un simple y torpe deseo.

Un simple y torpe deseo.

Bajo la luna, sentado en el suelo
veo las estrellas brillar en el firmamento,
quisiera si fuese posible
pedir a ellas un simple deseo.

Quisiera yo que eliminaran
aquella tormentosa distancia
que en un inmenso lapso de espacio
a nuestros dos corazones separa.

Desearía escuchar tu voz
diciendo lo mucho que me amas,
poder incluso sentir tu corazón
en el latido de hermosas madrugadas.

Hoy quisiera despertar a tú lado,
sentir nuestros corazones
latiendo entrelazados
en un bello momento grato.

Desearía más que nada
sentir tus labios en un beso,
eliminando para siempre la distancia
que separaba nuestros cuerpos.

Sí, se que es un torpe deseo
pero aún así quiero pedirlo,
pues nunca se sabe si realmente
ellas pudiesen llegar a concederlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario