sábado, 30 de julio de 2011

Tomar tu mano.

Tomar tu mano.

Piensas…
que bromeo y me rio a tus espaldas,
que tomar tu mano es solo un juego,
o en su defecto…
una serie de palabras definiendo acciones,
y si bien eso último llegase a ser correcto…
deberías saber que eso es solo un punto,
y que como todo punto…
se borra con goma y se corrige con lapicero.

Quizás… es cierto,
quizás tienes razón y soy solamente un soñador más,
uno de los tantos amantes de la fantasía,
¿pero sabes?, no vengo buscando en ti lo efímero,
sino la realidad tangible entre mis brazos...
iniciando quizás con tus dedos entre los míos.

Puedes inclusive pensar que estoy loco…
y mandarme callar mil veces si eso quieres,
pero callar mi boca no es silenciar latidos
ni marcarle un final eterno a los sentimientos.

Mírame,
mírame aquí en estas líneas despacio
intentando tomarte de la mano en cada verso,
mírame despacio en este silencio de letras
donde mi voz va haciéndose de un ligero eco.

Dime si tu mano puede no sentirme,
si acaso no es capaz de sentir en tu pecho mi latido,
dime si es que no sientes mi mano cobijando la tuya
…en esta ausencia donde solo restan mis palabras.

No, tomar tu mano nunca ha sido un juego
ni un montón de palabras definiendo acciones,
porque para mí tomar tu mano…
siempre ha ido más allá de lo físico
para hacerse palpable siempre ante lo etéreo.

-Tomar tu mano-

No hay comentarios:

Publicar un comentario