miércoles, 27 de julio de 2011

Soñando.

Ella dijo: No extiendas las ideas
Yo contesté: Entonces no hablaré de hijos ni nada,
Mantendré las ideas chiquillas.

Y entonces sucedió esto:

Soñando

Ideas diminutas de una vida que no crece
en estos días que de su justicia carecen,
¿Donde están mis hijos si no puedo verlos?
¿Será que acaso no puedo tenerlos?

¿Habrán marchado ya con rumbo al sol?
¿Donde quedo la luna y sus noches de paz?
¿Donde estará ella con su piel mi eterna pasión?

lejos de mí alguna vez… su mirada se perdió,
¿habrá encontrado a alguien?
¿Porque demonios no pude ser yo?

los besos se han perdido a medio camino,
¿Porque se han perdido sin ningún motivo?
quizás todo fue un sueño
ah pero fue uno muy bello,
¿Porque no soñarlo de nuevo?

porque ella dijo que ideas cortas.

matando ideas o más bien cortando sus piernas
veo el sueño de lo que ha sido una vida eterna,
y se desangran ante mí con su dulce grito
mientras sonríen pidiendo ayuda con ahínco,
¿Donde mueren las ideas que no son sino un sueño?

en la mente de quien sueña que nada puede ser cierto

y así... los hijos se despiden al sol escapando con la luna
como los sueños escapan de la realidad con un simple despertar.

Y todo fue un sueño,
pero que rico fue soñar.

Gracias Amor mío por todo lo que me das, todo lo que me ayudas a crear.
Te amo más que a nada en este mundo y no me cansaré de repetírtelo nunca… y mucho menos porque esa es la verdad.
Te amo ratoncita d’Praux.

No hay comentarios:

Publicar un comentario