sábado, 30 de julio de 2011

Rosa roja.

Rosa roja.

Eres la rosa roja,
con espinas en la boca…
Y roció en tus labios al besar.

Tienes fino talle al cual asirse,
para sacarte al baile sin una pena,
para llevarte a ti muñeca…
Al compas de un tango para amar.

Eres rosa roja entre mis brazos,
frágil bailarina ante mis ojos,
hojas suaves tus manos al contacto…
Y tersa piel entre mis dedos si te toco.

Fina boca en fina dama,
finos ojos en tu cara,
fino talle en rosa roja,
fino porte de elegancia.

Mis manos buscan masoquistas,
anidarse en las espinas de tus caderas,
labios cerca y cada vez más cerca…
por el roció de tu boca aunque me hieras.

Eres rosa roja en esta pista,
bailarina del latido de mi pecho,
damisela de espinas escondida,
y ladrona de suspiros y silencio.

Mano en mano y giro y giro,
vuelta y media y ya te tengo,
rosa roja y tango añejo,
mira y mira y yo te miro.

Sediento de tu almíbar me presento,
soy bailarín insomne por tus labios,
amante de tu tallo o de tu cuerpo,
caballero de corazón puro y buen deseo.

Vuelta y vuelta y nos movemos,
rosa roja entre mis brazos sostenida,
tango malo o tango bueno,
una noche hoy es la vida.

-Rosa roja-

No hay comentarios:

Publicar un comentario