sábado, 30 de julio de 2011

Para ti.

Para ti.

Bajo estas estrellas un verso darte
placer sería más que nada en el mundo,
porque a fuerza de una sonrisa robarme
capaz sería de armarte un poema al segundo.

Tomar tus manos es vida en mi pecho
con el corazón danzante henchido de anhelo
cual pajarillo ansioso que en el nido espera…
segundo a segundo salir con sus alas a dar la vuelta.

Dulce beso de princesa en mis labios
como caricia fresca de viento errante,
¡no me dejes nunca por nada extrañarte!,
no me dejes nunca al borde de olvidarme.

Pequeño rayo de sol en mí perdida,
eres la dulce pasión de mis latidos
y el secreto a voces de mis pasos
que al buscarte encuentran alegría.

Eres todo en mi pequeño mundo,
ese que ansío sujetar entre mis manos
y sostener entre mis brazos protegido
sobre este pecho que te murmura cada rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario