lunes, 11 de julio de 2011

Para ella... este yo que sueña.

Para ella… este yo que sueña.

Encontrado entre tus brazos el amor
he andado las avenidas más hermosas
y besado cada parte de tu ser tan esencial.

He soñado el sueño de los reyes a tu lado
mientras el tiempo pasaba entre las manecillas
y yo gustoso me cobijaba entre tus brazos.

¡Ah! el tiempo entre nosotros siempre andando
y sin saber el mismo… que entre nosotros,
el tiempo jamás ha existido ni ha pasado.

Todo existe y al mismo tiempo desaparece,
no hay nada real donde no seas tú el centro,
no hay nada ni siquiera el tiempo…
si no existo yo entre tus dulces besos.

Arrancando el sueño a las noches perdidas
he fantaseado el mundo perfecto de dos amantes
recorriendo en cado aspecto poco importante…
la importancia apacible de tu vientre bajo tus manos.

Son sueños, fantasías, deseos o falsedades,
todo es tiempo al tiempo si el nuestro llega,
pero no puedo evitar pensar en todo ello…
así como no se puede evitar amar algo tan bello.

Para ella… este yo que sueña con tenerla…
entre sus brazos más allá de esta vida
y más allá de las que vengan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario