sábado, 30 de julio de 2011

Jess.

Jess.

Diría ahora nombres y direcciones
si con ello el viento me llevase lejos,
pero no diré nada ni desearé menos
si al final juntos nos hacemos viejos.

Podría pedirle al cielo un milagro
pero ese ya me ha sido concedido,
se me concedió hace mucho tiempo
cuando en Perú cierta niña hubo nacido.

Te amo y eso es lo que importa en la distancia,
te amo así con nuestra sangre México-Peruana.
TE AMO JESS, te amo de esta forma tan extraña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario