lunes, 20 de junio de 2011

Nuestro cuento imperfecto.

Nuestro cuento imperfecto.

Parecerá una broma,
pero debes creerme,
juro que es verdad,
es así como sucede.

Cerré mis ojos un día,
no esperaba encontrarte,
solo fue un breve momento,
otro aburrido instante.

Escuche tu voz mientras dormía,
aunque no me lo creas,
fue una hermosa melodía,
tanto que aún la recuerdo.

Abrí mis ojos para verte,
tú estabas ahí viéndome dormir,
con una sonrisa te acercaste,
recuerdo que te burlaste de mí.

Una amiga mutua nos observo,
dijo que tú eras demasiado tierna,
que en común no tendríamos nada,
porque yo solo era un chico problema.

Volviste al siguiente día como si nada,
tenías curiosidad por saber acerca de mí,
no creías estar bien informada,
pero nadie te dijo una mentira innecesaria.

Tú eras la princesa del momento,
los ojos de todos estaban en ti,
yo solo era el ogro del cuento,
aún así te aferraste a mí.

El tiempo se detuvo en cada abrazo,
quede perdido en ese amor de cuento,
donde tú eras siempre la buena y yo el malo,
justo como un torpe ogro enamorado.

Paso el tiempo en nuestro bello cuento,
sobrevivimos a brujas y hechiceros,
me convertí en tú príncipe perfecto,
pero de ahí no duramos más tiempo.

La perfección trajo consigo un gran defecto,
se hiso presente la horrible monotonía,
dando así fin a lo nuestro,
dejándonos solo el recuerdo de lo que fue:

Nuestro cuento imperfecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario