miércoles, 15 de junio de 2011

¿Miserable yo?

¿Miserable yo?

Podes ver por mis ojeras esta felicidad
desbordante ante tu partida ya esperada,
podes ver en estos ojos vacios los vasos…
vacios de cada indistinto trago de vino.

Mira que no estoy nada mal ni soy tan miserable,
es solo que tanto festejar me ha hecho mal,
no es que mi voz se quiebre realmente al hablarte,
es simplemente que en esta euforia no me se comunicar.

Y no pienses por todo ello que te extraño
porque no harías nada más que errar,
yo no necesito ya más de tu encanto,
solo necesito quizás el olvidar.

¿Miserable yo?,
sí y bastante,
¿pero eso que importa ya?
yo no te culpo realmente de nada,
es solo que no he sabido dejarte de amar.

1 comentario:

  1. Eufemismos y sarcasmos... verdad directa final.
    Como siempre Sr. rojito, un gusto leerlo.
    Abrazo de viernes.

    ResponderEliminar