lunes, 27 de junio de 2011

Cuéntame un cuento.

Cuéntame un cuento.

Si tus cuentos son solo para niños,
entonces déjame ser uno a tu lado,
cuéntame las más bellas historias,
esas que a nadie antes has contado.

Dibuja con tus más bellas palabras,
aquella magia de cuento de hadas,
hazme sentir el latido de los corazones,
de aquellos dos amantes triunfadores.

Descríbeme el vestido que usa ella,
háblame acerca de sus alegrías y sueños,
dime tú si es en verdad tan bella,
como para arrancarles los suspiros a ellos.

Permíteme imaginar a su caballero,
ese que por ella daría la vida sin pensarlo,
nárrame la última batalla con aquel hechicero
al que nadie nunca antes había derrotado.

Invítame a soñar el mundo en tus palabras,
déjame pertenecer a ese imaginario instante
lleno de ilusiones algunas veces tan raras
que en tu genial inspiración esta noche creaste.

Hazme un favor y cuando llegue el momento del beso
detén a ambos personajes en ese añorado momento,
pues creo que esa parte en vez de ser solamente contada,
por nosotros bien podría ser magistralmente representado.

Cuéntame un hermoso cuento,
uno que hable de princesas y caballeros,
pero no te olvides nunca en ningún momento,
que en la escena final siempre se incluya un dulce beso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario