miércoles, 8 de junio de 2011

Alguna vez fuimos dos.

Alguna vez fuimos dos.

Fue tan hermoso y tan cierto,
tanto que aún no lo puedo comprender,
me lo pregunté una vez y me lo sigo repitiendo,
¿Cuando fue que me dejaste de querer?

Desperté un día y ya no estabas,
no hubo ninguna nota ni alguna llamada,
no entiendo aún porque lo hiciste,
simplemente te fuiste sin decir nada.

Despertar y no verte a mi lado,
ahora solo me queda el recuerdo,
no me es suficiente tener solo eso,
pues por ti aun me muero.

Paso el día entero recordando,
solo deseo verte de nuevo,
vivo cada instante imaginando,
que atrapada entre mis brazos te tengo.

Sí, soy un torpe y lo acepto,
debería ya de haberte olvidado,
dejar atrás estos sentimientos,
de mi mente haberte borrado.

En la infinita oscuridad de la noche,
no puedo evitar el preguntarme,
¿Qué fue para ti lo nuestro?,
¿Acaso fue solamente un juego?

Se que nunca sabré tus respuestas,
mucho menos razones o motivos,
pero eso a mí ya no me interesa,
debo aprender a seguir mi camino.

Es cierto que alguna vez fuimos dos,
de hecho lo seguimos siendo,
es solamente que algo cambió,
agregué la palabra “desconocidos”

(Ahora somos solo dos desconocidos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario