sábado, 4 de junio de 2011

Acto 3.

Acto 3.

Extraviada la cuchilla
se ha fijado una amenaza,
el mago simplemente mira,
el payaso es el que aguarda.

Comienza ya la magia,
el acto tres es anunciado,
¡Atentos todos!
Quizás y el truco es revelado.


Ilusorio de ilusiones.

Sobre la mesa vieja hay un sombrero,
una hermosa edecán al mago busca,
la mano mete esperando algún conejo,
otra mano desde adentro le saluda.

Aparece el mago ante sus ojos,
capa negra reverenciando a los invitados,
en su mano un ramillete de tiernas rosas…
Que en palomas se convierten y se van volando.

¡Ah! de las horas negando sueños,
las realidades fluctúan a cada tanto,
es solo cuestión del humo y los espejos,
toda ilusión se logra habiéndola intentado.

Al escenario un sarcófago y espadas,
linda edecán su cuerpo presta a los encantos,
todo esta listo y su vida esta en balanza,
los mejores amigos se despiden sin pensarlo.

Entra una espada y hay silencio,
no hay sangre ni gemidos o algún llanto,
siguen las demás y aún sin quejas,
el truco parece haber salido bien librado.

Expectante publico el resultado espera,
las puertas se abren de palmo en palmo,
bañada en sangre una edecán despierta
sin decir ni pio hasta que finalice el acto.

Atónitas miradas en silencio aguardan,
un mago sonríe a la sombra de un payaso,
las puertas en el escenario ahora son cerradas,
Humo, humo y la edecán aparece en otro lado.

Acto perfecto y nadie sabe,
el truco nunca ha sido rebelado,
¿Será que el ilusorio de ilusiones…
una trampa nos hubo tendido y un engaño?

-Ilusorio de ilusiones-

No hay comentarios:

Publicar un comentario