martes, 10 de mayo de 2011

Hasta no saberme más.

Hasta no saberme más.

Todo comienza y todo termina…
con una copa entre las manos o una botella sobre la mesa,
que desgracia la desgracia de los desgraciados
que a mí lado se emborrachan mientras culpan a la vida.

Esta noche es solo una más, una más de las que se van
entre suspiros, entre reproches, excesos y derroches,
mientras trago a trago la vida nos va dejando abandonados
por entre el grisáceo humo de un cigarro a medio fumar.

Que aburrido es ver más no mirar
que paso a paso y minuto a minuto
un segundo más se muere en las decenas
de una cadena más en la eternidad.

Que borracho, ¡que bueno!, que pena que me da,
pena más no tristeza, esa con un trago más quizás se irá,
sostendré mi copa y la botella, lo sostendré todo como va,
sostendré mi vida en esta barra vieja… hasta no saberme más.

Que fastidio tan grande es el recuerdo,
quiero beber más y más hasta olvidar
que en tu recuerdo aún sigo vivo
y que me es difícil no llorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario