domingo, 10 de abril de 2011

No he dormido.

No he dormido.


No he dormido las horas en su cabello

porque mi piel se anidaba entre sus manos,

porque esta noche mi cuerpo fue su cuerpo,

porque esta noche, a su ser me hube entregado.


-No he dormido-

No hay comentarios:

Publicar un comentario