viernes, 8 de abril de 2011

Estefanía.

Estefanía.

Estefanía con su corazón entre las manos
pintando futuros paralelos a un camino.

Abriendo boquetes a las horas para vernos,
para encontrarnos en suelos no distintos.

Estefanía con las llaves de mil puertas,
todas ellas incrustadas en los dedos.

Deseos por miles y besos por docenas.
Estefanía soñando un sueño eterno.

Y si la vieran tan rota y remendada,
tan frágil y tan igual, pero distinta.

Estefanía perdiendo conmigo el tiempo,
las horas, los sueños, y la vida.

Ay Estefanía, si tan solo lo entendieras…
Sabrías al fin, que quererte a ti no puedo.

-Estefanía-

No hay comentarios:

Publicar un comentario