domingo, 17 de abril de 2011

Alas rojas.

Alas rojas.
(El ángel exiliado)

Existo al borde del abismo,
en aquel lugar que la luz ha ignorado,
soy empujado a el por el viento,
y todo por del cielo haber sido expulsado.

Juego en sus orillas retándolo a devorarme,
es ahí donde me divierto por el momento,
es ahí donde me han obligado a quedarme.

Soy el ángel que a su dios ha retado,
tan solo el primero de los caídos,
el primero a su suerte abandonado.

Vivo entre las sombras del olvido,
condenado a ser por el abismo devorado,
y todo porque ese dios enardecido,
las alas sin pensar me ha mutilado.

No me interesa ser perdonado,
pues en el exilio mi existencia se fortalece,
y ahora que mi venganza estoy planeando,
todo rastro de bondad en mí se desvanece.

En este lugar algún día,
mis alas volverán a crecer,
rojas serán por la ira,
sedientas de poder y placer.

Sé que de tú gracia he caído,
pero jamás seré olvidado,
pues con más poder he renacido,
y a vencerte estoy obligado.

Alas rojas,
tú primer hijo mal amado,
Lucifer,
tú primer ángel exiliado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario