viernes, 18 de febrero de 2011

Humo.

Humo.

Se pinta tu figura en una exhalación,
dulce cigarrillo en los labios cual tú beso,
es tu cuerpo el humo en la memoria,
objeto intangible que se lleva el viento.

En mis manos el recuerdo de tus caderas,
curvatura de tu cuerpo y dulce vicio.
Hoy eres silente como la inexistencia,
un aroma más en un cuarto vacío.

Mis pulmones suspiran en una bocanada,
un habano tras otro te pintan entera,
hermosa y ligera mi bella mulata,
divina eras y fina hembra.

Ante el viento tú danza menguante
cual gris nube de ingrata miseria.
¡Como te extrañan mis ojos anhelantes!,
Mi alma te llora siempre a través de mis cuencas.

Querida mulata perfumada de flores,
te recuerdan el humo, el cigarro y mi cabeza,
fuiste vicio de mis manos y mi boca,
eres vida al viento en mi memoria dispersa.

-Humo-

No hay comentarios:

Publicar un comentario