viernes, 18 de febrero de 2011

Casa de ratonas.

Casa de ratonas.

En una casa verde y roja,
los muebles de cabeza andan,
hay enanas y otras cosas,
un conejo ahí es la nana.

Elefantes en los muros,
sonrisas tiernas y otras cosas,
hay incluso una ratona
que cuida atenta de sus guaguas.

Pequeñas alegrías da la vida,
una de ellas es muy mona,
tiene linda la sonrisa,
salió igualita a la ratona.

La otra es algo ya más seria,
(seria entre comillas y no miento),
lleva las manitas algo sucias…
desde que se ha vuelto adicta al caramelo.

Algodones de azúcar van y vienen,
así es la vida en esta casa,
nada es como se supone que debe,
y sin embargo… yo no le cambiaria nunca nada.

Llevo en el pecho cada imagen,
de la mano van todas mis ratonas,
no hay una sola que no ame,
las adoro por igual a mis quejosas.

Paco espera como almohada
a ver llegar a las pequeñas,
el las cuida cuando descansan,
es un pingüino que hace de niñera.

Por la mañana despertarán sonrisas,
irán corriendo por la ratona hasta su cama,
será bonita la escena misma del día a día,
desayuno de besos, paz y calma.

Sí, esta es la casa verde y roja,
los muebles de cabeza andan,
hay pequeñas de manitas pegajosas,
ellas se llaman Vianne y Amaia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario