viernes, 18 de febrero de 2011

Cadencia de un cuerpo suave.

Cadencia de un cuerpo suave.

Bajo las sabanas la blanca memoria
de un amorío teñido en rojo,
baile de cuerpos acompasados,
gotas viajeras de los dos mundos.

Tu cuerpo en el mío y en mí tu mano,
tan cerca como las montañas de las nubes,
un paraíso de amantes enamorados,
el infierno en el cielo de tus gemidos.

Suaves las horas entre nosotros,
caravana de indecencias personales,
un rincón del mundo para abrazarse,
un abrazo quizás inmencionable.

Fusión de sexos desbordados,
hoguera de pasiones encendidas,
frescura de unos ojos y unos labios,
el amor expresado sin medidas.

De tu cuerpo la suavidad y su cadencia,
de la noche al final una sonrisa,
del mundo el silencio más hermoso,
de nosotros… Todo el resto de la vida.

-Cadencia de un cuerpo suave-

No hay comentarios:

Publicar un comentario