jueves, 24 de febrero de 2011

Barco a la deriva.

Barco a la deriva.

Llevo mi vida como un barco a la deriva,
lejos de los bordes o los muelles marcados,
sin un rumbo fijo en el mapa…
Pero con camino seguro a ninguna parte.

Mi alma va sobre las olas ajena a su tamaño,
sin preocupaciones por su fuerza o su destino,
a sabiendas de todo, pero sin ganas de nada,
dispuesta a hundirse cuando el tiempo llegue.

Soy presa del viento y las tormentas,
del mar y su furia como de la vida misma,
sin intereses reales o lugar alguno donde ir,
sin nada que no sea precisamente la nada.

El día y la noche me son indiferentes,
un recordatorio más del tiempo que transcurre
bajo la fachada de un ocaso que igual no importa…
en algún horizonte tristemente absurdo ante mi mirada.

Soy solamente un barco más y solo eso,
otro vagabundo de la vida que se escapa entre las olas
para buscar su camino o encontrar quizás la muerte.
Un barco a la deriva, un vagabundo más y solo eso.

-Barco a la deriva-

No hay comentarios:

Publicar un comentario