jueves, 16 de diciembre de 2010

Si así quieres.

Si así quieres.

Podemos, si tú quieres,
vaciar de aire los pulmones,
envenenarnos con un beso,
negarnos la cura de un abrazo,
minar los corazones y morirnos.

Podemos también, si te apetece,
jugar a olvidarnos recordando,
olvidar recordar que nos amamos,
amar menos lo que hemos olvidado.

Podemos irnos al infierno juntos
en viaje doble o sencillo por su lado,
vivir sabiendo que aún seguimos,
morir negando que aún lo estamos.

Podemos, si quieres,
guardar silencio y luto eterno,
comernos las uñas y no los labios,
astillarnos el pecho hasta morirnos,
desangrar el alma sin tocarnos.

Podemos irnos al infierno cuando gustes,
con las manos juntas o distantes,
con sonrisas pintadas en el rostro…
O los ojos haciendo uso de los lagrimales.

Podemos, si tú quieres,
desperdiciar la vida por otro tanto,
tocar el infierno con los dedos cada día,
evitar el cielo de un amor logrado.

Pero también podemos, si nos dejas,
amarnos más, dañarnos menos,
respirar el aire y no el veneno,
hacernos uno sin más problemas,
y sí, porque aún podemos si así quieres.

-Si así quieres-

No hay comentarios:

Publicar un comentario