lunes, 15 de noviembre de 2010

Kamikaze.

Kamikaze.

Del escape de tus manos hacia el suelo
queda solo la distancia y el espacio,
(es hora de juntar de nuevo las palabras)
ya no somos tú y yo sino pasado.

Sí, moriré fuera de tu pecho pero en tus labios
para que te desangres conmigo en un respiro,
para que me desees al final como yo lo hago…
Mientras decimos adiós por tu propia mano.

(Sí, jugaremos los dos ahora el mismo juego)

Vendré a tu boca mañana y tú a la mía…
Para repartirnos nuestro dolor en un suspiro,
será ahora como un doble homicidio-suicidio,
pero con amor al orgullo y un dejo de ironía.

Andaremos juntos por el camino del engaño…
Cuando los ojos muestren al otro en todas partes,
cuando la boca le de el mismo nombre a todos,
cuando la soledad nos apriete entre sus brazos.

(Nos arrancaremos juntos el corazón, te lo prometo)

Se nos irán las horas despacio en agonía…
Deseando el roce del otro y cada beso,
cada palabra dicha de sus labios,
cada instante en la mirada de sus ojos.

(Sí, moriremos)

Seremos orgullosos kamikazes
dispuestos a morir y matarnos juntos,
nos desangraremos despacio sin duda…
Pero dudando si hemos hecho lo correcto.

(Es así)

Del escape de tus manos hacia el suelo
queda solo la distancia y el espacio,
(es hora de juntar de nuevo las palabras)
y estoy dispuesto a tomar el riesgo.

-Kamikaze-

No hay comentarios:

Publicar un comentario