lunes, 25 de octubre de 2010

De ti.

De ti.

Tengo sed de ti,
ganas inmensas de tus labios,
de tus besos,
de ti.

Me guardaré tu boca para beberla despacio
sin desperdiciar un solo sorbo en mi vida,
me la guardaré junto a tus manos y tus ojos,
en un lugar del corazón… Que sea solo nuestro.

Sí, hoy tengo ganas de sentirte,
de tocar tus manos y andar tu cuerpo,
de recorrerte sin prisas,
sin un tiempo perecedero.

Tengo ganas de amarte aquí y ahora,
en la inmensidad de un parpadeo,
tras el infinito de las horas,
en la caricia de un beso.

Y es que hoy tengo tantas ganas de ti…
Que las palabras no alcanzan
y solo quedan los suspiros.

Sí, tengo sed de ti,
ganas inmensas de tus labios,
de tus besos.

De ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario