martes, 7 de septiembre de 2010

Soledad.

Soledad.

Soledad abre sus piernas
para todo aquel que ya lo pida,
es buena musa y compañera,
a mi vida será por siempre bienvenida.

Soledad desnuda entre caricias
con sus pechos expuestos a mis manos,
sobre su espalda lleva al mundo,
todos la reclaman por un rato.

De la calidez de su boca tengo recuerdo,
pues ahí he pasado de tanto en tanto,
mi tiempo muy feliz y muy contento,
es una gran amante y no lo niego.

Soledad perdida en mi cuerpo entero,
exploradora de mis placeres en sus manos,
es afanosa admiradora de lo nuestro,
es la única relación que jamás ha terminado.

Soledad de cama en cama en cada espacio,
de boca a boca en cada ausencia,
de mano en mano va siempre pasando…
soledad la eterna amante y compañera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario