domingo, 15 de agosto de 2010

Pajarillos y prisiones.

Pajarillos y prisiones.

Si fueses pajarillo
te guardaría ya en mi pecho,
para que acompases mi latido,
para que hicieses ahí tu lecho.

Más no eres pajarillo
ni cabes en mi pecho,
no acompasas mí latido
ni harás de mí tu lecho.

Eres fuerza y energía,
yo te admiro mucho eso,
serás mi eterna fantasía,
y yo tu pajarillo preso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario