martes, 13 de julio de 2010

Muñeca.

Muñeca.

En la sala una muñeca
mirando de lejos a su niño,
el cual corriendo cual diablillo…
va de la mano de azucena.
El tiempo pasa y el ha crecido,
¡ay muñeca!
el olvido no sabe nada de clemencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario