martes, 8 de junio de 2010

Some kind of happy world.

Some kind of happy world.

Mover cielo y tierra
por este libertinaje que yo quiero,
¡sexo con todas todos los días!
¿porque no, si es lo que más deseo?

¡Alcohol y muchas parafílias!
todas legales porque así lo siento,
fiesta eterna y tonterías,
que divertido ver pasar el tiempo.

Este soy yo al borde de la locura,
libertad, libertinaje, liberalismo,
que más da la diferencia…
si al final todo será la misma mierda.

Libertad a conveniencia,
liberalismo Excitante,
placentero libertinaje,
bienvenida la indecencia.

Arriba las manos y festejemos
que miramos con buenos ojos todo esto,
es hora de cambiar la paz ordenada de los viejos,
por algo acorde a lo que decimos merecemos.

Todo es un fragmento elevado de lo mismo,
misma gente, mismo pensamiento,
solo que esta vez… ya no va escondido dentro.

Bienvenido el caos a la sombra de la vida,
descansemos las manos bebiendo un rato,
es hora de embriagarse en una esquina perdida
hasta vomitar la felicidad tan harto merecida.

Hoy sobra tiempo pero aún sigue faltando vida,
quizás sea que se escapa a cada rato…
cuando el descuido se genera en algún llanto,
así son los detalles que acontecen un mal día.

Estos son mis excesos permitidos,
y este es el mundo que yo anhelo,
arriba las manos y lo tendremos,
arriba las manos, todo esto será nuestro.

Adiós ordenes, reglas y restricciones,
no más respetos ni falsas aclamaciones,
¡nuevo orden!,
es hora de buscarse nuevas diversiones.

Una bocanada y otra cama,
no me vales sino una noche,
no hay compromisos ni esperanzas,
solo sexo sin sentido ni un te quiero.

Todo es simplemente perfecto,
este es mi mundo,
esta… es la libertad que tanto quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario