sábado, 19 de junio de 2010

Para llegar a un cuerpo inerte.

Para llegar a un cuerpo inerte.

Te haré una gargantilla con mis manos,
para que el aire no falte nunca más en tus pulmones
ni escaseé en algún lugar del cielo la existencia,
te cerraré los ojos despacio con un beso,
para que el romanticismo no desaparezca del todo
mientras tu vida expira lentamente adornada en mí.

Te regalaré mis ojos a modo de último recuerdo
para que siempre sepas como fue y lo que perdimos,
para que nunca olvides en esta tierra a quien te quiso…
y ahora se despide silencioso y muriendo de a poquitos.

Sí, te haré una reverencia avisando el final del espectáculo
donde tu serás un para siempre en algo eterno…
y yo un final olvidado en esta vida y sin tus manos.

Me iré despacio entre tinieblas sin sonrisa,
sí, me iré despacio, me iré lentamente de tus ojos…
y mi beso en tus labios será nuestra última caricia,
antes de llegar la simple fase de un cuerpo inerte.

1 comentario:

  1. me gusta mucho las frases que creas,lo he leido una y mas veces,esta muy ingenioso este poema.te felicito,suerte!

    ResponderEliminar