martes, 1 de junio de 2010

Acerca de la paz y los malos caminos.

Acerca de la paz y los malos caminos.

He visto los desiertos de los ríos rojos
donde las almas en pena envuelven panoramas,
la mañana ha muerto con ellas despacio,
solo ha quedado una marca en esta tierra.

Ya no resuenan los pasos bajo el sol,
ni el eco de las voces que clamaban alegrías,
se han marchitado en el paso del tiempo,
todo… se ha reducido a los sonidos de la nada.

Los ojos buscan un rastro a la distancia,
alguna partícula olvidada de los otros,
pero tristemente encuentran el vacio,
así se acaba una existencia, así solamente.

Hoy andamos con los pies desnudos en algún lugar
de una tierra quemada de recuerdos nulos,
se ha consumido todo hace tantos años bajo el fuego
en una lluvia de mil o más errores imperdonables.

Nos queda un espacio en blanco para morirnos,
otro punto útil en el mapa hacia ninguna parte,
nada tiene sentido aquí y ahora, hemos muerto
y mis ojos miran directamente hacia el infierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario