viernes, 9 de abril de 2010

Marchitarse es morir.

Marchitarse es morir.

Hoy me hace falta la saliva de tus labios
para calmar la sed que me apuñala,
me falta el rocío de tus besos puros
y el frescor de tus ojos de cielo.

Marchitarse es morir,
y sin ti yo estoy muriendo.

Espero en mi maceta tu caricia
que es caricia de suave viento,
espero, espero cada uno de tus pasos
para hacerte tormenta de lluvia por mi cuerpo.

Me marchito despacio y muero de a pocos en la espera,
pero aún te espero con los brazos abiertos…
a que vengas a matar esta sequia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario