sábado, 10 de abril de 2010

Duerme, pequeña.

Duerme, pequeña.

Descansa entre los brazos
de este sueño que rodea,
juega, respira, vive, sueña,
aquí estarán siempre mis manos.

Tiene tu madre cuentos sin contar
que aguardan el latido de tu pecho,
cuanta calidez la de tu lecho…
que mamita a tu lado se quiere aún quedar.

Dulce pequeña de ojos bellos,
cuenta ovejas, vive el sueño,
aquí estoy y yo te espero…
con algodón y juegos nuevos.

Duerme ahora mi niña hermosa,
tu madre y yo esperamos la mañana,
y es que nuestro amor por ti nunca descansa…
mientras esperamos por ti las horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario