sábado, 10 de abril de 2010

Descalzo.

Descalzo.

Cada fragmento
lo cargaré a tu cuenta,
uno tras otro los pedazos
herirán tu piel de a pocos.

Esto es lo que somos.

Dejaré en ti mi marca,
la maldición de mis horas
que contadas se nos fueron…
entre tus manos y tus dedos.

Este soy yo al final.

Quedan mis remanentes en el recuerdo,
todo aquello que fue controlable antes
y no ahora después de la tormenta.

Es el fin.

Cargaré a tu recuerdo las agujas
que como lluvia se clavan en mi cuerpo,
este es mi camino y voy descalzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario