lunes, 5 de abril de 2010

Bien por tí.

Bien por ti.

Pararás donde creas correcto
para escuchar la voz de quien reclama,
será eso sin dudarlo en un momento
cuando la vida ya no importe nada.

Veloces palabras en disculpas
para aliviar tus penas con el habla,
nada importa lo que entregas,
solo te importa saberte bien mirada.

Morirán los otros más tu nunca,
pues no te importa el quién sufra…
mientras tengas tu tranquila el alma.

A modo de reclamo te haría una carta
pero el tiempo perdido no se recupera,
y mientras tu pones tu vida en una espera…
yo sembraré la mía en otra calma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario