jueves, 4 de marzo de 2010

Un día como hoy.

Un día como hoy.

Hoy es uno de esos días…
en los que pensarte duele aquí en el pecho,
uno de esos días absurdos donde tu ausencia
es lo único que habita en cada lugar concurrido.

Y es que tú eres todo.

Es uno de eso días donde el tiempo pasa despacio
arañando cada una de las paredes del corazón,
uno de esos días donde las palabras para ti sobran
porque haces falta tú para escucharlas todas.

Hoy… es tan solo uno de esos días más para olvidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario