domingo, 28 de marzo de 2010

Tienes.

Tienes.

Tienes corazón,
el pecho prófugo de amores,
la palabra enredada en la lengua
a la espera de salir dispersa,
los nombres y señales,
todas pertinentes y al borde
donde el quiebre es el sonido de un baso roto.

Tienes también
las leyendas adormecidas
y entre los brazos un libro de cuentos
que bajo el polvo amarillece sus hojas,
las canciones añejas que esperan regresar
como esa moda que reconocerías con tus ojos,
y la misma mirada que anhelaba lluvias y soles.

Sí, tienes edad,
pero si con la edad vino la sabiduría…
deberías saber entonces que aún se tiene vida,
y que mientras haya vida… habrá colores
y un arcoíris para pintarte de alegría.

-Tienes-

No hay comentarios:

Publicar un comentario