viernes, 19 de marzo de 2010

Poeta de poca monta.

Poeta de poca monta.

Tengo las letras
pero del verso bueno me he olvidado,
me da igual seguir o no las reglas,
no disfrazo lo que escribo ni lo escondo,
soy poeta de mala monta y escasas metas,
y si a alguien no le gusta pues ni modo.

Tengo la rima más no la métrica,
rompo en cada estrofa la metáfora,
no pinto imágenes concisas ni interesa,
solo tengo ritmos y a veces ni paciencia.

Escribo poco o casi nada
pero escribo poniendo en ello el alma,
si eso no me sirve no me importa,
que de todas formas soy poeta
así sea solamente de poca monta.

Llevo en mis versos libertad
de hacer lo que me plazca cuando quiera,
yo no cerceno ni opero lo que me nace
porque no considero a su estética una regla.

Sí, soy poeta de poca o mala monta,
pero soy lo que me gusta y lo que quiero,
me vale la metáfora, fama, fortuna o forma,
yo solo escribo por gusto y por derecho.

Soy poeta…
de poca monta, no lo niego,
pero si alguien me aprecia por solo eso,
yo lo agradezco con mi cariño más sincero,
porque ser poeta no es ser genial en lo perfecto
sino ser único sin limitar la creencia de lo bello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario